En Nabia nos gustan los perros y los animales en general. Vivimos en un entorno privilegiado y estamos encantados de que sus mascotas disfruten de la zona  y del Hotel. Sin embargo tenemos unas normas y condiciones que se deben cumplir si desean traer a su mascota. Estas normas están establecidas para salvaguardar la convivencia entre animales y personas, respetar y mantener las instalaciones y sobre todo respetar a las personas a las que no les gustan los animales  y a los próximos huéspedes que utilizarán la habitación cuando usted la deje.  

  1. Los perros NO PUEDEN SER CACHORROS, tienen que tener mínimo un año de edad. Tienen que estar  EDUCADOS y tienen que saber hacer sus necesidades fuera de las habitaciones. No es permisible que hagan sus necesidades en la habitación y en ningún caso encima de la cama o en butacas  o sofás. 

No pueden subirse a las camas o butacas o sofás y  si lo hacen se cobrará el coste de la lavandería de la las fundas, mantas, colchas etc.  El cobro de la lavandería no autoriza a que se manchen las telas y/o mobiliario.

Todos los posibles desperfectos ocasionados por las mascotas serán cobrados a coste de reposición del elemento dañado.

El suplemento de 10€ está establecido para cubrir el coste de una limpieza  extraordinaria cuando dejan la habitación, no para cubrir un coste adicional de lavandería o desperfectos.

  1. En el exterior deberán recoger las heces si las hacen en zonas de tránsito de personas y zonas ajardinadas: paseos, aparcamiento, zona de césped, piscina, etc. Hay macetas/papeleras repartidas por estas zonas para depositar las bolsitas de recogida. En las zonas no ajardinadas no es necesario recogerlas. 
  2. Los animales  no pueden estar en el interior del edificio principal: salón, bar y comedor. En verano podrán estar en la terraza exterior durante los desayunos y cenas siempre que no ladren o molesten a los demás huéspedes. En caso contrario deberán dejarlos en la habitación o en el coche. En la terraza del comedor no pueden alimentar a las mascotas.
  3. De igual manera si durante el desayuno o cena las mascotas están en la habitación y ladran o molestan a los huéspedes de las habitaciones cercanas,  les pediremos que lleven la mascota al coche o que se turnen para desayunar o cenar y evitar así dichas molestias.
  4. Los animales pueden estar con sus dueños sueltos por el jardín siempre que no molesten al resto de huéspedes, especialmente en verano con la piscina operativa.  No está permitido que se bañen en la piscina.
  5. Las mascotas no pueden quedarse solas en las habitaciones durante  tiempo prolongado. No es opción que se vayan a realizar excursiones o actividades y dejen a las mascotas solas en la habitación durante horas. Al ser un entorno extraño los animales sufren y cambian su comportamiento. El hotel Nabia no es una perrera alternativa.

 

En el  hotel hay dos perros, un Mastín y un Schnauzzer  ambos hembras, que están sueltos por el jardín. Son muy tranquilos y suelen ignorar a los demás perros siempre que no se acerquen a su zona  de comida. Si considera que puede haber conflicto con su mascota avísennos para hacer una presentación suave y evitar la zona conflictiva. 

Esperamos su cooperación con estas indicaciones para que la estancia en Nabia  sea lo que todos esperamos y todos disfrutemos de este entorno tan especial. En caso de no cumplirlas, sobre todo las que afectan a otros huéspedes, tendremos que pedirles que abandonen el hotel cubriendo los gastos ocasionados y según nuestra política de cancelación.

Un cordial saludo,

Iñigo y Sofía